octubre 28, 2021
  • 4:28 pm La guía definitiva de Santa Genoveva: 13 cosas sobre ella y su fiesta
  • 6:11 pm 10 auténticas cervezas de monjes trapenses
  • 6:17 pm 15 CITAS CIENTÍFICAS PRO VIDA Y EN CONTRA DEL ABORTO
  • 2:05 pm La conquista: 9 lecciones católicas del libro de Josué del Antiguo Testamento
  • 1:09 am Todo acerca del Sacramento del Bautismo de la Iglesia Católica en menos de 50 preguntas.

por HHAmbrose el 19/08/2013


1. ¿Qué es una cofradía?
Una Cofradía es una hermandad o compañerismo sobrenatural de hombres y mujeres que hacen un pacto sagrado para buscar algo bueno juntos en la Iglesia. Una cofradía es un vínculo de amor que sirve a un propósito bueno y santo, y que refleja la comunión de la Santísima Trinidad.

2. ¿Por qué hacer tal pacto?
Porque algunos bienes son más fáciles de perseguir juntos que solos.

3. ¿Reconoce la Iglesia tal pacto y hermandad?
Sí, una Cofradía es una organización reconocida oficialmente por la Iglesia.

4. ¿Quién participa en el pacto?
Tanto el cielo como la tierra están en ello. La Iglesia tiene la autoridad para establecer vínculos especiales y sobrenaturales entre las personas en la tierra y los Santos en el cielo (tradicionalmente conocido como “patrocinio”).

5. ¿Qué es la Cofradía de la Guerra Angélica?
La Cofradía de Guerra Angélica es una hermandad o compañerismo sobrenatural de hombres y mujeres unidos entre sí, en amor y dedicados a perseguir y promover la castidad juntos bajo el poderoso patrocinio de Santo Tomás de Aquino y la Santísima Virgen María.

6. ¿Es Santo Tomás de Aquino un poderoso patrón para aquellos que persiguen la castidad?
Si. Es un patrón extremadamente poderoso para aquellos que buscan vivir una vida casta.

7. ¿Por qué Santo Tomás de Aquino es tan poderoso cuando se trata de perseguir la castidad?
Santo Tomás de Aquino es poderoso porque en su propia vida recibió una gracia especial de castidad y pureza y ahora está listo en el cielo para compartirlo con los demás. Santo Tomás de Aquino nació en 1226 como el hijo menor de una familia noble en Italia. Sus padres querían que se convirtiera en benedictino para que algún día pudiera obtener el prestigioso título de abad. Pero a la edad de dieciocho años se unió a los dominicanos, un grupo que en ese momento era nuevo y no tenía prestigio social. Sus padres se opusieron tan vehementemente a su decisión de convertirse en dominicano que lo arrestaron y lo encarcelaron en uno de los castillos familiares. No lo liberarían hasta que él cediera, y muchas veces intentaron persuadirlo para que cambiara de opinión. Durante un año completo se negó a ceder, y en su lugar estudió la Biblia en silencio. Finalmente, después de cansarse de esperar, los hermanos de Santo Tomás concibieron un último plan. Estaban seguros de que la tentación física lo llevaría a romper su voto de castidad, después de lo cual seguramente abandonaría su vocación religiosa.
Entonces, una noche, los hermanos introdujeron a una prostituta con poca ropa en la habitación donde estaba recluido Santo Tomás. El plan no funcionó según lo previsto. Inmediatamente, Santo Tomás arrebató una marca encendida del hogar, sacó a la mujer de la habitación, cerró la puerta de golpe y colocó la señal de la cruz en la puerta con la marca al rojo vivo. Luego cayó de rodillas con lágrimas de acción de gracias y rezó para ser preservado en su castidad, pureza e intención de vivir la vida religiosa.
Según los registros de su canonización, Santo Tomás se sumió en un sueño místico y tuvo una visión. Dos ángeles vinieron a él desde el cielo y le ataron una cuerda alrededor de la cintura, diciendo: “En nombre de Dios, te ceñimos con la faja de la castidad, una faja que ningún ataque jamás destruirá”. En los registros de su canonización, muchos testigos diferentes que conocieron a Santo Tomás en diferentes momentos de su vida comentaron sobre su evidentemente alto grado de pureza y castidad. El regalo de los ángeles preservaba a Santo Tomás de la tentación sexual y le otorgaba una pureza duradera que ennoblecía todos sus pensamientos y acciones. El Papa Pío XI escribió: “Si Santo Tomás no hubiera salido victorioso cuando su castidad estaba en peligro, es muy probable que la Iglesia nunca hubiera tenido su Doctor Angélico”.
A lo largo de su vida, la conducta de Santo Tomás reveló que había recibido una gracia especial de castidad y pureza, una gracia que ahora está listo para compartir con los demás a través de la comunión de los santos.

8. ¿Por qué esta Cofradía se llama la “Guerra Angélica”?
Es llamado por este título en honor a Santo Tomás ceñido por los ángeles. Pero el nombre también es apropiado porque la búsqueda de la castidad es a menudo una lucha feroz con el mundo, la carne y el demonio. El mundo, la carne y el diablo trabajan juntos para destruir la castidad. El Espíritu Santo, los buenos ángeles y la Cofradía trabajan juntos para construir la castidad.

9. ¿Cuándo se fundó la Cofradía?
La Cofradía comenzó a crecer en diferentes partes de Europa en la década de 1400, y fue fundada oficialmente para toda la Iglesia en 1727 por el Papa Benedicto XII. Es una de las antiguas cofradías de la orden dominicana.


10. ¿Alguno de los santos o beatos ha pertenecido a esta cofradía?
V
arios santos y beatos, como San Aloysius Gonzaga, el beato Pier Giorgio Frassati, la beata Columba Rieti y la beata Stephana Quinzan (que promovieron activamente la cofradía entre las mujeres), han pertenecido a esta cofradía.

11. En esta guerra, ¿cuáles son las tres prácticas esenciales de la Cofradía?
Las tres prácticas esenciales son:

  • i) Inscripción e inscripción. En la ceremonia de inscripción, un sacerdote dominicano confiere la bendición al cordón y la medalla de Santo Tomás de Aquino y la persona que lo usará. El nombre de la persona inscrita y el lugar de la ceremonia de inscripción van al Registro oficial.
  • ii) Llevar el cordón bendito de Santo Tomás o la medalla bendecida de Santo Tomás (o ambos) tan continuamente como sea razonablemente posible por el resto de la vida.
  • iii) Oraciones diarias por la pureza de uno mismo y de todos los miembros de la Cofradía. Las oraciones diarias consisten en dos oraciones especiales por castidad y quince de Ave María.

12. ¿Cuál es el cordón de Santo Tomás?

El cordón de Santo Tomás es un cordón delgado con quince nudos y bendecido por un sacerdote dominico. Se usa alrededor de la cintura debajo de la ropa.

13. ¿Existe también una medalla de Santo Tomás?

Sí, la medalla tiene en un lado la imagen de Santo Tomás ceñido por los ángeles, y en el otro lado tiene la imagen de Nuestra Señora del Rosario. También es bendecido por un sacerdote dominico. Se usa como cualquier otra medalla.

14. ¿Solo un sacerdote dominico puede bendecir el cordón y la medalla de Santo Tomás?

La Iglesia ha reservado la bendición del cordón y la medalla de Santo Tomás a la Orden Dominicana. Por lo tanto, solo los sacerdotes dominicos, o sacerdotes con autorización del Director de la Cofradía, pueden dar esta bendición.

15. ¿Cómo puede un sacerdote no dominicano obtener autorización para conferir la bendición del cordón y la medalla de Santo Tomás? Al contactar al Director de la Cofradía

16. ¿Los miembros se comprometen a usar el cordón o medalla de Santo Tomás continuamente por el resto de sus vidas? Sí, todos los miembros de la Cofradía llevan el cordón o medalla bendecida tan continuamente como sea razonablemente posible por el resto de sus vidas. El cordón o medalla o ambos también se usan mientras se baña y duerme.

17. ¿Puedo quitarme el cordón o la medalla? Los miembros de la cofradía usan su sentido común y prudencia. A veces, hay circunstancias que requieren que uno quite el cordón o la medalla, p. durante la cirugía, durante los eventos deportivos, tal vez durante los momentos íntimos en el matrimonio, etc. Cuando tales circunstancias pasan, los miembros vuelven a poner el cordón o la medalla. La experiencia revela las ventajas de llevar el cordón o medalla bendecida tan continuamente como sea posible.

18. ¿Qué tiene de especial el cordón bendito y la medalla de Santo Tomás? La bendición de un cordón y una medalla de Santo Tomás es especial porque es, en efecto, una bendición de la sexualidad humana.

19. Por favor explique cómo la Iglesia puede bendecir mi sexualidad humana.

La sexualidad humana de uno consiste en todos esos instintos, deseos y emociones naturales y personales que tienden hacia el amor, las relaciones, el matrimonio y la procreación y educación de los niños. Esta estructura íntima dentro de cada uno de nosotros es, naturalmente, una fuente de alegría y nueva vida para los seres humanos. Pero a causa de las heridas del pecado original, también hay una alteración en nuestra sexualidad humana. Somos débiles, vulnerables a la tentación, y somos propensos a actuar por impulsos sexuales fuera del momento y lugar adecuados en lugar de actuar de acuerdo con la sabiduría y buscar el bien superior. Cuando el sacerdote bendice el cordón y la medalla de Santo Tomás, el sacerdote dice: “que todos los que usan estos cordones y medallas se purifiquen de toda impureza de mente y cuerpo” y más tarde: “Que el Señor los ciñe con la cincha de la pureza y por los méritos de Santo Tomás extinguen dentro de ti todo deseo malvado … ”A través de las palabras de bendición del sacerdote, el Espíritu de Cristo viene no solo sobre el cordón y la medalla, sino también hacia la persona que los usará. El Espíritu viene a abordar las heridas del pecado original cuando afligen la sexualidad humana del hombre o la mujer. El Espíritu viene a mover a toda la persona por el camino a menudo largo de curación, liberación y crecimiento en la castidad.

20. ¿Qué quieres decir con el largo camino de curación, liberación y crecimiento en la castidad?

La castidad, según Santo Tomás de Aquino, es una cualidad del ser de uno. Es un orden permanente entre todos los instintos, emociones, pensamientos y objetivos sexuales. Como resultado de tener este orden interno permanente, los impulsos sexuales no controlan a la persona, pero la persona controla sus impulsos sexuales con facilidad y alegría. Por lo tanto, la persona casta es libre de vivir su sexualidad de una manera que conduce a la verdadera felicidad y evita la felicidad falsificada. La castidad proviene de la gracia y la práctica del autocontrol. Sin él, las personas tienden a caer en el pecado sexual y contraer aún más heridas físicas, psicológicas y espirituales. Estas heridas conspiran para dificultar aún más el autocontrol. La castidad es a menudo, por lo tanto, algo a lo que se llega con el tiempo. Hay un camino a la castidad. Puede ser un camino difícil con muchas caídas y arrepentimiento frecuente. Pero es un camino que libera gradualmente a la persona de la esclavitud a los impulsos sexuales y lleva a un hombre o una mujer a un feliz dominio de sí mismo.

21. ¿Unirse a la Cofradía trae la curación para las heridas del pecado sexual pasado?

Sí, pero no sin la cooperación de uno. El Espíritu Santo se mueve en la Cofradía para sanar a los miembros de las heridas de sus pecados sexuales. Una de las oraciones diarias dice: “si alguna vez he imaginado o sentido algo que pueda manchar mi castidad y pureza, bórrelo, Señor Supremo de mis poderes, para que pueda avanzar con un corazón puro…” Esta es una oración para el interior curación, y así los miembros rezan diariamente por la curación de las heridas del pecado sexual. La experiencia ha demostrado que esta oración funciona, pero no de una manera que uno pueda imaginar al principio escucharla. En lugar de que todos los recuerdos y heridas del pecado pasado simplemente se desvanezcan, el Espíritu Santo gradualmente trabaja un proceso profundo y muy personal de renovación interna y renovación del corazón. Existe una nueva inocencia.

22. ¿Cuáles son las dos oraciones especiales por castidad que los miembros dicen diariamente?

  • La oración a Santo Tomás por la pureza
  • La oración de Santo Tomás por la pureza

23. ¿Qué otras oraciones dicen los miembros de la Cofradía diariamente? En honor a Nuestra Señora del Rosario, dicen quince Avemarías por castidad para ellos y para todos los miembros de la Cofradía.

24. Si ya rezo un Rosario todos los días, ¿tengo que decir quince Avemarías además de mi Rosario? No. Es suficiente dedicar quince de las Avemarías del Rosario como “para la Cofradía”. Sin embargo, decir quince Ave Marias adicionales con atención y fervor sería una gran obra de amor para otros miembros de la Cofradía, y se sumaría a las gracias que otros reciben.

25. ¿Hay indulgencias disponibles para quienes se unen? Los Papas han acumulado muchas indulgencias sobre la Cofradía como una señal de que quieren que la gente se una. Todos los miembros son elegibles para recibir una indulgencia plenaria:

  • ▪ Una vez el día de la inscripción.
  • ▪ Todos los años en las fiestas de Navidad, Pascua, Santo Tomás (28 de enero), la Anunciación (25 de marzo), la Asunción. (15 de agosto) y Día de Todos los Santos (1 de noviembre)

Los miembros obtienen una indulgencia plenaria en estos días, dadas las siguientes cuatro condiciones:

  • i). Recibe la Sagrada Comunión ese día con la intención de ganar la indulgencia.
  • ii) Ir al Sacramento de la Penitencia dentro de los ocho días anteriores o posteriores a ese día.
  • iii) Ore un Padre Nuestro, un Ave María y un Credo de los Apóstoles por las intenciones del Santo Padre.
  • iv. Renueve en privado la intención de vivir de acuerdo con las prácticas y el Estatuto de la Cofradía.

¿Son poderosas la ceremonia de inscripción y la bendición? La bendición es la dinamita sobrenatural. Muchas personas que pasan por la ceremonia y llevan el cordón o la medalla bendecidos dan testimonio de experimentar un gran alivio de las tentaciones y una mayor fuerza para resistir las tentaciones. Como dice San Pablo, “el reino de Dios no consiste en hablar, sino en poder” (1 Cor. 4:20).

26. ¿Existen otros efectos sobrenaturales de la inscripción en la Cofradía? Santo Tomás de Aquino se convierte en un patrocinador personal oficial de cada miembro de la Cofradía, el cofre del tesoro de gracias merecido por la Orden Dominicana se abre a todos en la Cofradía para que lo aproveche, y las oraciones de miles de otros miembros de la Cofradía llegan al ayuda de todos los demás miembros todos los días. Las personas a menudo dicen que ya no se sienten aisladas en la búsqueda de la castidad, sino atados a otros en la misma búsqueda. A menudo dicen que se sienten más fuertes y más equipados para la lucha.

27. ¿Se han transformado las vidas de las personas uniéndose a la Cofradía? Si. Muchas personas dan testimonio de una notable y, a veces, una gran diferencia en sus vidas después de unirse.

28. ¿Algunas personas aún caen en pecados contra la castidad después de unirse a la Cofradía? Si. Algunas personas que se unen a la Cofradía todavía caen en pecado sexual. Pero incluso aquellos que caen de nuevo todavía se sienten mejor por haberse unido. La Cofradía no es una varita mágica. El punto de unirse no es encontrar una solución instantánea al pecado, sino encontrar ayuda para crecer en la castidad con el tiempo. Y un gran número de personas encuentra esa ayuda en la cofradia.

29. Si me uno a la Cofradía y luego caigo en pecados de impureza, ¿es el pecado peor que si nunca me hubiera unido? No. No se agrega gravedad adicional al pecado sexual porque uno es miembro de la Cofradía. Los miembros no prometen tener éxito en la castidad. Prometen solo luchar por la castidad. El objetivo de la Cofradía es ayudar a los miembros en su esfuerzo en lugar de avergonzarlos por sus fracasos.

30. Como miembro, ¿debo decirle al sacerdote en Confesión que pertenezco a la Cofradía? No. Como la membrecía no agrega gravedad a los pecados cometidos, es irrelevante para la confesión.

31. ¿Las tres prácticas esenciales de la Cofradía (inscripción, uso del cordón o medalla y oraciones diarias) se unen bajo pena de pecado? Si me uno y no digo mis oraciones algún día, ¿peco? No. La Iglesia ha decretado que en ninguna Cofradía una persona comete pecado al no observar ninguna de sus prácticas. Los miembros deben usar el cordón o la medalla y decir las oraciones diarias más por amor mutuo que por temor al pecado.

32. ¿Pueden las personas que siempre han llevado una vida casta unirse a la Cofradía? Si. La Cofradía no es solo para aquellos que han caído en el pecado sexual o que luchan con él. Muchas personas que han llevado una vida básicamente casta se unen a la Cofradía para preservar su castidad en el futuro y ayudar a los demás a través de la oración.

33. Si no estoy luchando con la castidad pero conozco a alguien más, ¿puedo unirme a la Cofradía y darle la gracia a la persona que está luchando? Uno puede unirse a la Cofradía y pedirle al Señor que dé las gracias a alguien más fuera de la Cofradía, y se sabe que nuestro Señor escucha oraciones tan generosas cuando se hacen con humildad, confianza y perseverancia. A través de peticiones especiales, otra persona podría beneficiarse de su membrecía, pero no de la misma manera que si él o ella fuera un miembro de pleno derecho que busca intencionalmente la castidad y lleva el cordón o medalla bendecida.

34. ¿Pueden los católicos de los ritos orientales unirse a la Cofradía? Si.

35. ¿Pueden los cristianos que no son católicos unirse a la Cofradía? Dado que la Cofradía es una Asociación Pública de Fieles establecida oficialmente, y los miembros son designados por la Iglesia para la promoción de la castidad, la membrecía en la Cofradía se limita a aquellos que son bautizados, confirmados y en plena comunión con la Iglesia Católica. Reconociendo que compartimos mucho con nuestros hermanos separados en Cristo, aquellos cristianos que no son católicos pueden unirse a nosotros para recibir la bendición, llevar el cordón y la medalla bendecidos y rezar las oraciones diarias. Pero sus nombres no pueden inscribirse en el Registro como miembros oficiales.

36. ¿Cuál es la edad mínima para la inscripción? ¿Se puede inscribir a un niño? La membrecía en la Cofradía requiere que uno se comprometa de forma gratuita y de por vida a usar el bendito cordón y la medalla de Santo Tomás. La ley de la Iglesia no reconoce a los menores de siete años como capaces de tomar una decisión tan libre. Además, la membrecía presupone la gracia de la Confirmación. Dado que la práctica actual de la Iglesia en general (aunque no universalmente) es confirmar a las personas de octavo grado y mayores, la mayoría de los católicos más jóvenes que los estudiantes de secundaria no son elegibles para inscribirse. Para aquellos católicos que están en la secundaria y ya están confirmados, queda la pregunta de cuán maduramente la persona capta las enseñanzas de la Iglesia sobre sexualidad y castidad.

37. ¿Qué pasa si un niño en la secundaria o menor muestra signos de interés y deseo de unirse a la Cofradía? Para tales niños, es bueno que el niño use una medalla bendecida de Santo Tomás, que aprenda las oraciones diarias y que espere la inscripción completa en la Cofradía a una edad más madura. Tal tiempo de espera puede considerarse como un período de formación y preparación para la membrecía a medida que el niño aprende el significado de la sexualidad humana y la castidad.

Please follow and like us:
Listener Steward

RELATED ARTICLES
error

Please spread the word :)